abril 11, 2024
cerramiento de madera para terrazas

Cerramiento de madera para terrazas

Tener una terraza en casa es un privilegio, ya que nos permite aprovechar más espacio disponible para el ocio y además nos da acceso al exterior en una zona de nuestra casa. Pero para aprovechar al máximo esta zona, es mejor contar con un cerramiento adecuado que nos permita utilizar la terraza incluso en invierno o cuando llueve. De este modo, no se convertirá en un lugar en desuso durante la época invernal.

Para, cerrar la terraza hay muchos tipos de cerramiento, diseñados con diferentes materiales. Por supuesto, hay que pensar en la estética de la casa, pero también en las ventajas que nos pueden aportar los materiales y el coste de fabricación y mantenimiento. Pero para que te hagas una idea de las posibilidades que existen a la hora de cerrar la terraza, te vamos a mostrar algunos tipos de cerramientos de terrazas.

Aunque el cerramiento de terraza de madera tiene muchas ventajas, también tiene un grave inconveniente. Al igual que los muebles de madera, hay que impermeabilizarlo una vez al año. Gracias a ello, los elementos se mantendrán en buen estado y podrá utilizarlos durante años.

Recuerde que los cerramientos de madera de los balcones pueden ajustarse al estilo que haya previsto para la temporada. Aunque la madera natural se adapta a la mayoría de las ideas, siempre puedes pintarla, por ejemplo, con pintura blanca. El coste de un cerramiento de balcón depende de varios factores, como el tamaño o el material utilizado.

Las soluciones más baratas, como un balcón cerrado con paredes de paja, son asequibles para cualquier presupuesto. Las telas pueden ser más caras. El coste de un cerramiento de balcones con plantas depende de la cantidad y la especie de las plantas utilizadas.

El cerramiento de madera del balcón es la solución más cara. Cerramiento de madera cubierto con dos fuentes y mobiliario confortable MINIMALISTA Este diseño para balcones y terrazas está de moda. Se caracteriza por tener un espacio sin demasiados adornos ni muebles, se trata de lograr un lugar que tenga un equilibrio en cuanto a colores e iluminación.

Suelen tener muy pocos objetos y el color predominante es el blanco, aunque hay muchas combinaciones. EXTERIOR PARA DISFRUTAR DE LAS VISTAS Si tienes buenas vistas siempre puedes instalar un porche con techo y cerramientos de cristal. Esta zona es una extensión de la casa que se puede utilizar tanto en invierno como en verano.

Para el cerramiento puedes utilizar cortinas de cristal plegables que te permitirán abrir o cerrar la estructura en función del tiempo. Normalmente se incorporan varios sillones o sofás con una mesa en el centro, aunque cada persona lo monta a su gusto. JARDÍN DE INVIERNO Si tienes un jardín puedes utilizar una parte de él y convertirlo en una habitación hermética.

De esta forma, en los climas más fríos, podrás disfrutar de las vistas de tu jardín sin pasar frío. Estas estructuras son metálicas y se les añade un cristal para conseguir más luz en la habitación. TERRAZA DE CIUDAD En los pisos de ciudad, el espacio disponible no siempre está bien optimizado.

Si las terrazas son abiertas, se ven afectadas por el ruido y la contaminación de la ciudad. Por eso, una buena opción es crear una habitación alternativa con un cerramiento de cristal corredizo. De este modo, la cortina de protección puede deslizarse perfectamente por los raíles y la apertura es más cómoda.

Con este diseño se optimiza el espacio, se obtiene protección acústica y térmica, creando una zona de descanso con mucha luz en el interior. ESTILO COLONIAL Cuando una persona quiere tener lo mejor de un jardín y los beneficios de un patio abierto, entonces opta por una terraza cerrada. El diseño colonial se caracteriza por la conexión directa con el jardín creando una zona de sombra exterior y resguardada.

En estos recintos suelen abundar los elementos decorativos como las plantas, los cerramientos semiabiertos para mejorar la ventilación y los techos de madera rústica, aunque existen otras configuraciones diferentes. Estos son los estilos más utilizados, luego hay estructuras a medida según el tipo de terraza. TIPOS DE TERRAZA SEGÚN LA FORMA Las formas de las terrazas y porches han ido evolucionando a lo largo del tiempo, por lo que es interesante saber qué formas existen: Plana: es la más sencilla y se adapta a casi todos los espacios.

Curva: se puede combinar con la plana y crea arcos convexos mejorando la estática. Faldón: tiene un techo con ranuras que suele integrarse bien en los planos creando mayor amplitud del espacio. Pérgolas: dejan pasar muy bien la luz creando espacios de sombra.

El techo también tiene ranuras y suelen utilizarse para épocas de mucho sol. Gazebo: Suelen ser estructuras aisladas con techos cerrados, semiabiertos o abiertos. Para elegir el tipo de cerramiento, es importante consultar varias cristalerías para ver la compatibilidad con cada tipo de espacio ya que no todas las estructuras de cristal pueden configurarse en los diferentes tipos de terraza que existen.

Con la información explicada en este artículo se puede tener más criterio a la hora de elegir un tipo de terraza, aunque siempre se recomienda consultar con el instalador para valorar la mejor optimización del espacio que se tiene av

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *