febrero 25, 2024
cepillo de banco para madera

Cepillo de banco para madera

El cepillo de banco tiene tres funciones en el taller de carpintería: enderezar la madera, alisarla y eliminarla. Suena muy sencillo cuando se dice así, pero muchos trabajadores de la madera están confundidos por todos los diferentes tamaños de cepillos de banco disponibles, desde el diminuto cepillo liso nº 1 de 5-1/2″ de longitud hasta el monstruoso cepillo de ensamblaje nº 8 de 24″ de longitud. En este artículo, voy a recorrer toda la línea de formas de los cepillos de banco con cuerpo metálico y describir para qué sirve cada herramienta.

Como la gente puede trabajar la madera de muchas maneras extrañas, admitiré que lo que sigue es una dosis igual de práctica tradicional de taller, preferencias personales formadas por años de cepillado y la opinión obstinada que viene de crecer en una montaña. Pero antes de lanzarnos a describir cada uno de los cepillos, vamos a dividir las herramientas en tres grandes categorías: cepillos de alisado, cepillos de carpintero y cepillos de unión. La longitud de la suela de un cepillo permite saber para qué sirve.

Ya sea para rebajar una puerta de madera que se está pegando o para alisar la superficie de una tabla ondulada, ninguna herramienta funciona tan bien como un cepillo de mano. Aunque estas sencillas herramientas manuales han existido durante cientos de años, siguen teniendo un lugar en el taller de madera actual. Estos alisadores de madera que funcionan con fuerza muscular, no con electricidad, son el mejor amigo del artesano.

La mayoría de los cepillos de mano tienen una forma similar, pero existen distintos tamaños y tipos, y cada uno de ellos realiza tareas ligeramente diferentes. El mejor cepillo de mano para usted dependerá de los tipos de proyectos de carpintería que realice. Aprenda qué factores son esenciales para elegir el mejor cepillo de mano, y descubra por qué uno o más de los siguientes modelos merece un lugar en su taller.

El cepillo de banco -así llamado porque se utiliza más a menudo en el banco de trabajo- es un cepillo de dos manos que cuenta con un pomo en la parte delantera y un mango en la parte trasera para controlarlo con ambas manos. Su hoja de afeitar se sitúa en un ángulo de 45 grados con el bisel apuntando hacia abajo. La profundidad de la hoja es ajustable, y la mayoría de los cepillos de banco tienen un deflector de virutas por encima de la hoja de corte.

Hay más de 20 tipos de cepillos manuales que se clasifican como cepillos de banco. Un cepillo de mano puede recortar sólo una fina loncha de madera, pero ninguna herramienta es mejor para afeitar el borde de una puerta que se atasca, biselar la esquina de una tabla o enderezar una que está torcida o alabeada. Por eso la mayoría de los carpinteros siguen llevando un cepillo de mano o dos en sus cajas de herramientas.

Un cepillo nuevo decente cuesta a partir de 40 dólares en la ferretería. Los catálogos de carpintería tienen una selección más amplia. Pero no pase por alto la gran cantidad de buenos cepillos usados que se venden en mercadillos y tiendas de antigüedades.

Estas herramientas antiguas se construyeron para durar, y todavía tienen mucha vida. Relacionado Los cepillos de mano tienen sin duda un lugar en el arsenal de un carpintero moderno. Cuando se trabaja en proyectos de gran envergadura, es difícil competir con la velocidad y la precisión de las herramientas eléctricas, como la ensambladora o la cepilladora.

Sin embargo, los cepillos manuales bien afinados pueden ofrecerle resultados superiores cuando se trata de alisar y otros trabajos finos. El uso de herramientas manuales junto con herramientas eléctricas es una estrategia aconsejable para la mayoría de sus proyectos de carpintería. El cepillo de bloque es una de las herramientas más prácticas que hay que tener en cualquier taller.

Suele ser un formato compacto más pequeño que se adapta fácilmente a la mano. Los anchos de los cepillos de bloque son generalmente <1-1/2, y la hoja se coloca en la herramienta con el lado del bisel hacia arriba. Los cepillos de banco más largos se utilizan generalmente para enderezar la madera; los más cortos suelen utilizarse para alisar.

Cepillos de alisado Jack Planes En este vídeo echo un vistazo a los diferentes tipos de cepillos de banco, y discuto opciones tales como si tener cepillos de mano de madera o de metal, qué longitudes de cepillo prefiero para diferentes tareas, y en general tengo una buena charla sobre el tema. Los cepillos de banco son una de las partes más fundamentales de tu kit de herramientas manuales. Se utilizan para dimensionar la madera, reducir su grosor o anchura, aplanar la superficie y cepillar los bordes de forma recta y cuadrada.

Los cepillos de bloque son muy valiosos a la hora de alisar y recortar superficies de madera y, a diferencia de sus primos mayores, los cepillos de banco, son lo suficientemente pequeños como para poder utilizarlos con una sola mano. Esto hace que no sólo sean útiles para los trabajos de cepillado más pequeños, como la limpieza de los extremos de las vetas o la nivelación de las colas de milano, sino que también son prácticos para llevarlos en el cinturón o en la caja de herramientas. Incluso si se siente más cómodo trabajando con herramientas eléctricas, las herramientas manuales tradicionales como éstas siguen teniendo su lugar en el garaje o en el cobertizo de herramientas, y una vez que les coja el tranquillo, es posible que las utilice más de lo que piensa.

Cuando su trabajo requiera proyectos de cepillado de mayor envergadura, probablemente querrá optar por una cepilladora de banco, en lugar de un cepillo de bloque. Se trata de herramientas más grandes y de dos manos destinadas a alisar madera en bruto u otras piezas de madera largas. Aunque su concepto es muy simple, el cepillo de mano moderno es bastante complejo en su construcciónComprensión de

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *